En el entorno de la imprenta offset, a las zonas de impresión  se les llama oleofílica y las zonas no impresión reciben el de hidrofílica.

El sistema que implementa la imprenta offset, se fundamenta en la no miscibilidad entre las sustancias grasas y el agua, debido al diferencial existente en la tensión superficial.

Por esa razón es necesario utilizar agua en un menor cantidad posible de impurezas, ya que afectan el comportamiento de la solución humectante a la hora dé la impresión de revistas, impresión de folletos, etc.

La evolución de la tecnología de la imprenta offset  se ha producido debido a una fuerte I + D de los fabricantes de insumos y máquinas, en papel, tinta, caucho, químicos y máquinas, que permiten una mejor consistencia y confiabilidad.

Sin embargo, este avance se pierde si el impresor desconoce la importancia de la calidad del agua que está usando.

Los problemas del agua afectan las tintas, planchas y rodillos. Por el contrario, si se obtiene una mejor calidad de agua, la impresión será mucho más consistente y productiva.

El agua dura, impide el desempeño normal dé la impresión offset. La interacción entre la dureza del agua y las tintas causan la formación de sustancias jabonosas afines a las tintas y el agua.

Éstos, a su vez, se desplazan a través del sistema de entintado y son depositados en la plancha. Estas emulsiones saponificadas interrumpen el flujo de agua y ocasionan la aparición de rayas en los rodillos entintadores y producen el que se cierren las tramas.

Cuando el agua corriente es dura, el problema se puede minimizar mediante el uso de una solución de fuente formulada para agua dura, pero cuando la dureza es muy alta, lo mejor es cambiar el agua por agua desmineralizada o destilada.

La dureza del agua está dada por el contenido de sales de calcio,  magnesio y depende de la naturaleza de donde provienen.

Las aguas provenientes de areniscas o granito suelen ser muy blandas, y las provenientes de cal o yeso, muy duras. El agua de lluvia es blanda. La dureza del agua se observa mediante la cantidad de jabón necesaria para producir espuma. El agua muy dura no generará espuma.

El beneficio de conocer la conductividad del agua es que ésta provee un punto de referencia o control antes de que se le agregue un aditivo concentrado. Así, se podrán controlar los cambios durante la operación en máquina y también determinar cambios en la composición del agua antes de comenzar a imprimir.

Por otro lado el exceso de acidez bloquea el mecanismo de secado de las tintas, corroe los mecanismos de la máquina y disuelve las cargas minerales del papel o del estucado.

De esta forma, el papel introduce una fuente de contaminación de calcio que impedirá el entintado parejo de los cilindros y, llegará a cegar la capacidad de tomar tinta de la plancha.

Surtigraf cuenta con la mejor tecnología y calidad en la impresión de revistas, impresión de folletos, etc. Surtigraf es la imprenta offset líder en el DF.

 

Leave a Comment