flexográfiaLa función de la superficie de imprenta offset corresponde unas finas planchas de aluminio, aunque también pueden utilizarse otros materiales como acero inoxidable y plástico. Las planchas se enrollan sobre un cilindro para después entrar en contacto directo con el cilindro de caucho, mientras que una batería de rodillos de goma y metálicos se encargan de llevar la tinta y el agua a la superficie de la plancha para llevar a cabo la impresión de catálogos, revistas y folletos.

Las planchas litográficas constituyen las superficies de imprenta offset más económicas en la actualidad, lo cual ha contribuido enormemente al éxito del proceso que realizan los proveedores de imprenta. Las planchas a base de aluminio llevan un fino recubrimiento de material fotosensible. Las imágenes se transfieren a la superficie cuando se expone la plancha a través de un positivo o un negativo de película.

El tamaño de las prensas modernas de Offset van desde los duplicadores pequeños alimentados por hojas que regularmente son usados para pequeños trabajos monocolores como la impresión de folletos y boletine hasta las enormes prensas capaces de imprimir millones de ejemplares de revistas, catálogos y productos de embalaje.

Por otro lado, las planchas flexibles y las tintas regularmente fluidas que son utilizadas en la flexografía convierten este proceso en el idóneo para la impresión sobre superficies no porosas como películas y polietilenos. Regularmente las planchas flexográficas se constituyen de caucho moldeado, que se utiliza cuando se trata de crear sobre un único rodillo de impresión copias múltiples de una misma imagen. El montaje de un rodillo de impresión con planchas de caucho es un proceso muy largo, ya que hay que montar muchas planchas sobre un único rodillo y cada plancha debe quedar colocada exactamente en la misma posición que las demás.

Esto ha permitido la extensión de dicho proceso a nuevos mercados, sobre todo al de la impresión de catálogos y revistas. Además, en la flexografía se pueden usar las tintas solubles en agua, con lo que resulta innecesario el empleo de disolventes tóxicos.

Continuamos con la serigrafía que es denominada originalmente impresión con estarcido de seda debido a las pantallas de seda que eran utilizadas. Sobre un bastidor rectangular se tensa un fino tejido sintético o una malla metálica y se le aplica un revestimiento de fotopolímero. Al exponerlo a través de un positivo de película se produce un endurecimiento en las zonas que no se quieren imprimir. Se lava entonces la sustancia que no ha quedado expuesta y se crean las zonas abiertas en la pantalla. En la prensa, la malla se pone en contacto con la superficie a imprimir, y se aplica la tinta a través de las zonas abiertas del cliché mediante un rodillo de caucho.

Las prensas para la serigrafía van desde los sencillos equipos manuales para estampar a pequeña escala camisetas y letreros hasta las grandes prensas para aplicaciones multicolores y de grandes tiradas. El proceso se caracteriza por su capacidad para imprimir imágenes con buen nivel de detalle sobre casi cualquier superficie, ya sea papel, plástico, metal y superficies tridimensionales. Además es el único proceso importante de impresión que se utiliza de forma habitual para producir imágenes que no están a la vista. Los dibujos de los circuitos en los paneles sensibles al tacto, por ejemplo, están serigrafiados con tintas conductoras especiales.

 

flexográfia

Pin It

Leave a Comment