La imprenta offset ha sido por mucho tiempo uno de los procesos de impresión que mas domina en las industrias de artes gráficas. El nombre se debe a que la impresora no pasa directamente la imagen. La transferencia como ya se había dicho, se realiza a través de una mantilla de caucho. Sin duda la imprenta offset sigue siendo el proceso mas utilizado pera la impresión de revistas, la impresión de catálogos de manera comercial.

Una de las ventajas de la imprenta offset, es que es capaz de imprimir una capa delgada de tinta o barniz sobre un substrato a una resolución muy fina, el proceso muestra capas impresas que son de aproximadamente un micrón de grosor. Al mismo tiempo esto supone una desventaja en el mundo de la electrónica impresa.

Mientras en la impresión gráfica de alta calidad se logra con éxito la impresión de puntos precisos con una capa muy fina de tinta, en la electrónica impresa es necesario poder depositar una capa más gruesa para asegurar la conductividad requerida para las aplicaciones. El proceso offset es un proceso de alto rendimiento y alta resolución.

Para cumplir los requisitos de una tinta offset las tintas tienen que ser formuladas con una gran cantidad de resinas, a menudo resinas de alto peso molecular, que les permita cambiar de ser una pasta gruesa al principio a una tinta fina.

Las resinas, que son eléctricamente inactivas, acaban en el sustrato después del secado lo que puede causar problemas con la conductividad. Como se ha mencionado anteriormente, una capa de tinta muy fina también impide la conductividad, por lo que se debe reimprimir varias veces hasta alcanzar el grosor necesario para lograr la funcionalidad que se requiere en electrónica impresa.

Las tintas offset contienen otros aditivos para que se pueda imprimir con ellas correctamente, los aditivos también pueden suponer un problema en la electrónica impresa.

Por medio de tinta eléctricamente conductiva, es posible dar al producto impreso funciones adicionales o incluso imprimir componentes electrónicos o piezas en grandes cantidades de una forma extremadamente económica.

Con las tintas conductivas que hay disponibles en el mercado se pueden fabricar mediante la imprenta offset componentes electrónicos que permitan la medición de la humedad. Se trata de sensores de papel resistentes a la humedad y de solo un uso, que son especialmente utilizados cuando sea necesario por razones de higiene.

Estos sensores son adecuados para el uso en masa, donde se requiera el control de agua condensada. El tamaño y la naturaleza del soporte de papel se pueden personalizar de acuerdo con el rango de operación requerida. La producción es en gran volumen por  impresión offset y por lo tanto muy barata.

Surtigraf líderes en impresión offset tiene la mejor calidad a un bajo costo en la impresión de revistas, catálogos, folletos, etc.

 

Pin It

Leave a Comment