impresión-de-catálogosLa impresión de catálogos es una publicación en la que se promocionan los productos y servicios de una compañía. Esta pieza gráfica es una herramienta a través de la cual una empresa informa a los clientes reales y potenciales sobre las características y precios de los productos ofrecidos, con el fin de promover su venta. La impresión del catálogo es una forma de presentar directamente al público la oferta detallada de una compañía.

Los catálogos son sumamente prácticos porque incluyen información de distinto tipo. En las primeras páginas se suele hacer una presentación de la empresa, con sus objetivos y valores (modos de trabajar, relación con los clientes, calidad, tecnología utilizada), y generalmente también se muestran imágenes de su edificio, medios de producción y personal. En la impresión de catálogos, la parte principal está dedicada a la presentación de los diferentes productos o servicios. Además de las descripciones de cada uno de ellos y sus precios, estas piezas incluyen otros datos necesarios tales como la información de contacto (dirección, número telefónico, dirección de sitio Web, casilla de correo), sucursales, formas de realizar pedidos y entregas, medios de pago y horarios de atención al público.

Existen distintos tipos de catálogos, de acuerdo con su contenido y el público al que se dirigen. Los más usuales son aquellos en los que se promocionan productos de consumo, presentando imágenes -fotografías, rendereos o ilustraciones- de los artículos que comercializa una empresa. Cada una de ellas es acompañada por una descripción con las características de los productos (medidas, colores, materiales, funciones, proceso de fabricación, etc.). En caso de tratarse de productos técnicos o industriales, la explicación incluye toda la información específica pertinente,  así como también el código del modelo de estos artículos (para facilitar la compra y la venta) y especificaciones sobre las formas de uso. En los catálogos de productos (de consumo y técnicos) también suelen incluirse gráficos que muestran su estructura, funcionamiento e instalación. En algunos casos se presentan, además, fotografías de accesorios. Junto con la presentación de los productos se añaden los precios, descuentos y promociones especiales. También se realizan catálogos de servicios, que incluyen prestaciones ofrecidas, duración y costos. Se incluyen en estos casos imágenes vinculadas con los servicios ofrecidos.

Según el público al que se dirigen los catálogos éstos se pueden clasificar en dos grandes grupos: aquellos destinados a los consumidores comunes y aquellos destinados a otras empresas. Los catálogos técnicos suelen estar orientados a otras compañías, mientras que los que promocionan productos de consumo están orientados generalmente al público medio. Una vez diseñados e impresos loscatálogos se distribuyen entre las personas, por correo o en mano (en presentaciones comerciales, por ejemplo).

Los catálogos se renuevan con regularidad, incorporando las últimas novedades de la producción de la empresa. Con respecto a las características materiales de estas piezas gráficas, es necesario considerar diferentes aspectos. Estas publicaciones pueden tener diferente número de páginas, a partir de cuatro, de acuerdo con las posibilidades y las dimensiones de cada compañía. Los tamaños estándar son: 5 ½ ’’x 8 ½ ’’, 8 ½ ’’x 11’’, 11’’x 17’’, si bien también es posible realizar piezas con tamaños y formatos poco convencionales para atraer aún más la atención de los clientes. Existen también diferentes técnicas de encuadernación -cosida, con espiral, con canutillo o peine, con adhesivo, con grapas, con tapa blanda o dura-. En cuanto a la impresión del catálogo, suele realizarse a cuatro colores para aprovechar al máximo las posibilidades de promoción ofrecidas por las fotografías (de todos modos, también se puede hacer la impresión de catálogos en blanco y negro o con un solo color). Por otro lado, el tipo de papel que se utiliza depende de la clase de catálogo que se desee, siempre de acuerdo con las posibilidades presupuestarias de cada empresa.

La impresión de catálogos es realmente  fundamental para la promoción y la venta de productos y servicios, ya que gracias al espacio disponible, se pueden incluir muchas imágenes y textos explicativos, con todos los detalles que los clientes necesitan conocer para elegir qué comprar. Además, si su diseño y la calidad fotográfica o de ilustración son buenos, resultan sumamente atractivos para los lectores. Representan a la compañía y ponen sus productos y servicios a disposición constante del cliente.

Por otra parte, gracias al desarrollo de Internet en los últimos años, actualmente se realizan también, además de la impresión de catálogos que representan materialmente a una compañía, catálogos electrónicos que permiten la publicidad y la venta online, como así también el acceso a un público mucho más amplio.

Pin It

Leave a Comment