para catálogosLa fotografía en la impresión de catálogos tiene como obligación sacar el mejor provecho de cada una de las imágenes, para que de esta manera el comprador se sienta realmente atraído por el producto anunciado. Cuidando algunos aspectos asegurará que sus capturas vengan llenas de la mejor calidad.

Los proveedores de imprenta tienen la facilidad de mirar y darse cuenta sobre la diferencia que existe entre un trabajo profesional y uno inexperto. Para tener un gran éxito en los catálogos, es recomendable tener presentes algunos consejos:

  • Antes de la toma

Las fotografías destinadas para la impresión de catálogos se deben producir  lo más reales y homogéneas posible. El objetivo es que el comprador tenga una buena idea de lo que está adquiriendo, para que de esta manera, cuando reciba su producto no se sienta engañado.

Es muy importante documéntese, revisar infinidad de catálogos digitales e impresos, buenos y malos, sobre todo de aquellos de productos similares al que va a fotografiar, para de esta manera tener una idea más clara de lo que se va a realizar.

  • Durante la toma

Los fondos neutros son los más recomendables;  los grises, blancos y negros, logran centrar la atención en el producto. Las texturas o fondos temáticos como papeles decorados, bases de madera, laminados, telas, plantas y demás elementos, también son recomendables para llevar a cabo una excelente sesión fotográfica ; recuerda no meter a la escena objetos y materiales que desvíen la atención del producto.

Hablando de distancia focal, la mejor para retratar productos está alrededor de los 50 mm que es la que proporciona un ángulo de visión lo más parecido al del humano. Siempre tome sus fotos en RAW, será mucho más sencillo procesarlas y corregir cualquier error.

  • La iluminación

Se recomienda no ayudarse y mucho menos confiarse de la luz natural, ya que es muy cambiante. Una sola luz frontal tampoco dará buenos resultados, su producto se verá irreal y carente de volumen. Para obtener una mejor iluminación, debes colocar  una luz trasera que separe a la imagen del fondo, combinada con una luz cenital amplia y difusa, además de  una o dos luces laterales para obtener volumen.

  • Después de la toma

Puedes utilizar Lightroom o PhotoShop para editar las fotos, asegúrate de remover cualquier rastro de suciedad o manchas del sensor. Debes evitar recortar las fotos con el lazo o la varita mágica ya que la pluma es la herramienta más rápida y efectiva.

  • Medios de publicación

Los proveedores de imprenta recomiendan que las fotografías para impresiones, se entreguen en formato Tiff, a 300 dpi, con un tamaño mínimo de 10 cm de largo.

Si lo que tú buscas es calidad y buen precio, no busques más, Surtigraf la mejor imprenta en el DF lo tiene todo para realizar tus impresiones.

para catálogos

Pin It

Leave a Comment