calidad en catálogosCuando vas a elaborar un catálogo es muy importante tomar en cuenta las fotografías, que son las que más revisa la gente al tenerlo en sus manos. La producción de fotos para la impresión de catálogos es una disciplina independiente, a lo que se hace en la imprenta offset y a lo que realizan los proveedores de imprenta y  el objetivo de las fotografías es que deben diferenciarse entre si.

Con las fotografías que vemos a diario  en Internet y en los catálogos impresos, podemos comprobar que es habitual que la tarea sea todo un éxito, aunque debes de saber que la finalidad de la fotografía de catálogo es producir colecciones de fotos lo mas homogénas posible para que de esta manera el cliente pueda evaluar que producto va a comprar.

Dentro de las estrategias existe una en particular que tiene más éxito, y es aquella en en la que te decides si tú mismo vas a hacer tu catálogo de productos o vas a contratan a un diseñador gráfico y a un fotógrafo, independientemente del proveedor de imprenta que será quien realice la impresión de catálogos.

También existe la opción de que las fotos sean tomadas por el propio diseñador gráfico con una cámara compacta o por ti mismo de manera casera. Los resultados son generalmente mediocres y muchas de estas fotos terminan repitiéndose en un estudio fotográfico profesional.

Los catálogos para los cuales se realizan las fotos pueden ser publicaciones on-line o elaborados en imprenta offset. Las fotos para Internet se entregan por lo general a 800 Px de largo máximo en modo RGB y formato JPG calidad 10.

En el caso de que se quieran para imprenta offset, la entrega es en formato Tiff, sin capas, a 300 dpi y a un tamaño final de 10 cm de largo o más. Puede incluirse el Clipping Path correspondiente.

El fotógrafo puede cobrar una tarifa distinta para cada caso, pero se aconseja no bajar el precio de las fotos para Internet, porque llevan el mismo trabajo de toma que las fotos para impresión offset. Lo único que se acelera en el caso de fotos para la web es la gestión de archivos y la entrega, que puede hacerse on-line.

Las tomas de catálogo deben crearse con un fondo neutro, es recomendable que sea gris claro, para evitar reflejos de color en el objeto fotografiado. El recorte de la foto puede estar a cargo del diseñador gráfico o del fotógrafo.

En algunos casos se emplean fondos temáticos. Se trata de  fondos continuos de madera, laminado símil granito o mármol, etc, que sugieren una afinidad con el producto fotografiado sin constituir una escenografía.

Hagas o pide bocetos. El tiempo que más se pierde durante la toma es el destinado a elegir el ángulo y el punto de  vista del producto.

En Surtigraf contamos con la más alta tecnología en impresión offset, sin olvidar que somos líderes de imprenta en el DF, años de experiencia avalan nuestro trabajo.

 

calidad en catálogos

Pin It

Leave a Comment