Para elaborar el diseño de un catálogo se debe tener en cuenta que tiene que ser visiblemente agradable, tener un diseño funcional y ser fácil de guardar. Si no se tiene una organización por la estructura del diseño dará lo mismo que utilicen unas fotos increíbles del producto, por lo tanto el catálogo no será efectivo debido al caos desde el punto de vista del diseño gráfico.

Podrás ver  una serie de consejos de diseño que te ayudarán a diseñar un catálogo que la gente le guste y quiera tener en sus manos, que podrán hojear fácilmente para con un simple vistazo hacerse una idea general de lo que se les está ofreciendo.

No olvides incluir fotos claras y nítidas de los artículos más vendidos en la portada. En el caso de la impresión de folletos trata de seleccionar buenas fotos, con un color cuidado, para que llame la atención de espectador.

No olvides que debes incluir un índice cuando el catálogo es bastante grande, para que el cliente no se pierda o tarde en buscar un artículo. Sin embargo esto no es necesario cuando se trata de dípticos o trípticos ya que en este caso son piezas muy pequeñas en las que fácilmente podemos identificar cada una de las secciones con un simple vistazo.

Cuando diseñas un catálogo, en realidad lo que haces es contar al espectador una historia, por lo que es muy importante utilizar las emociones, lo que incluye tanto las palabras como las fotos.

Se debe de utilizar texto para conectar con el lector y por medio de una estrecha relación hacerle ver que en realidad no le estamos vendiendo nada, sino que más bien estamos aconsejándole apelando como hemos dicho a las emociones de los lectores, ya sea la felicidad, el miedo, la envidia o la tristeza.

Es muy importante el uso de los espacios blancos en el diseño. Esto dará al catálogo un aspecto mucho más organizado, limpio, claro y al mismo tiempo un diseño minimalista. Si es necesario trata de dejar elementos fuera o si no puedes piensa si el formato de diseño es el correcto o si necesitas más páginas o un formato más grande.

Todos queremos ahorrar dinero, pero metiendo 16 características en una sola página de un tríptico o un díptico, sin espacios en blanco entre las fotos y un interlineado entre los textos mínimo, sólo lograras que los clientes vean tu catálogo como basura. Ten en cuenta que los ojos y el cerebro de la gente necesitan tiempo para relajarse entre el texto y fotos, aunque sólo sea por un segundo.

Es importante la situación en página. Por lo general debemos poner los artículos más impresionantes y llamativos o las mejores ofertas en la esquina superior del margen exterior de las páginas; es decir en las páginas de la izquierda en la zona superior izquierda y en las páginas de la derecha en la zona superior derecha, ya que cuando la gente lee un catálogo, un folleto por lo general, mantiene los ojos enfocados hacia los bordes exteriores del diseño. Por lo tanto, esta es la mejor posición para cautivar a sus ojos.

Cuando diseñas un catálogo, es importante diseñarlo siempre con la imagen corporativa en mente ya que la impresión de folletos o la impresión de catálogos no es más que un elemento más dentro de nuestra imagen de marca. Por ello, asegúrate de que el tono del catálogo coincida con el tono de tu marca.

No olvides que Surtigraf cuenta con los mejores precios sin olvidar la buena calidad a la hora de la impresión de folletos, la impresión de catálogos y revistas.

 

Pin It

Leave a Comment